¿En qué afecta el fallo a favor de Google a las tecnologías propietarias y de Software Libre?

¿Afecta el fallo a favor de Google a las tecnologías propietarias y de Software Libre?

14 junio 2016

Llevamos desde 2010 (si no más) escuchando a Oracle en su protesta contra el gigante Google.  Oracle denunciaba en los juzgados estadounidenses que Google podría haber basado el desarrollo de Android, y sus respectivas versiones de actualización, en las APIs que Oracle usa para Java, sin respetar el copyright.  

La empresa tecnológica lo ha intentado varias veces y esas mismas veces ha recibido la misma respuesta de parte de la Justicia: "no llevas razón. Google gana".  El verano pasado volvió a intentarlo y solicitó a un juez que se abriera el proceso legal para actualizar la demanda interpuesta contra Google sobre una violación de derechos de autor y patentes. El juicio se resolvió recientemente  y volvió a darle la razón a Google: no se ha cometido ningún delito contra la propiedad intelectual de Oracle. Si no hubiera sido así,  la compañía podría haber sido sancionada con nueve mil millones de dólares.

Hasta aquí, la historia nos suena. Más de lo mismo. Pero la que ha mordido ahora la manzana de la discordia es Annette Hurst, abogada del  despacho que representó a Oracle en su último juicio contra Google.  Según Hurst, esta decisión no va en contra de los intereses de una gran empresa como Oracle, sino en contra de todos los desarrolladores, sentando precedente. A partir de este momento, la victoria de Google acabará con la GPL, el modelo más utilizado para publicación y distribución de software libre.

Hurst considera que el juicio tiene especial relevancia para las empresas que publican software bajo dos licencias, libre y comercial. Los beneficios obtenidos por la distribución comercial contribuyen al desarrollo de la alternativa Open Source. El equilibrio depende de este binomio.

¿Realmente esto es así? Con este precedente, y sin el apoyo de los royalties comerciales, ¿se dejaría de trabajar con Open Source? Desde mi punto de vista, no creo que fuera así. Cierto es que quizás Google no sea el mejor caso de "trabajo colaborativo", puesto que franquea bastante bien todo lo que hace, pero no considero que se deje de invertir en el Software libre sólo porque las grandes empresas, que precisamente apuestan por estas tecnologías, tengan que seguir compartiendo sus conocimientos. ¡Ésa es la base del Software libre! El Open Source se ha convertido en una "filosofía" de desarrollo.

Es más, si Oracle hubiese ganado quizás hubiera sido más peligroso para el informático, ya que habría existido un precedente legal por el que los desarrolladores tendrían que evitar el uso de APIs ajenas por miedo a ser demandados por las patentes.

Y para llegar a esta conclusión no hace falta ser del sector. De hecho, el jurado que le ha dado la razón a Google, compuesto en su mayoría por personas sin conocimientos de informática, consideró que se estaba ante un caso de "uso justo": Google usó la API de Java, pero de manera limitada y, por lo tanto, sin necesidad de pedir permiso a Oracle.

¿Y qué pensará Richard Stallman (fundador de Free Software Foundation) sobre este tema? Pues ya le ha contestado igualmente a la Sra. Hurst. A su parecer, la abogada no tiene ni idea de lo que es el Software libre.

Dormiremos tranquilos.