$altText.getData()

Business Intelligence: 7 tendencias que están marcando el 2014

21 abril 2014

Desde el punto de vista de las organizaciones, el Business Intelligence (BI) es una solución de gran importancia en nuestros días. Y es que, los volúmenes de datos digitales con los que se trabajan son cada vez mayores. Para poder aprovecharlos y sacarles el máximo beneficio, mejorando así la efectividad de la empresa, hay que tener en cuenta una serie de claves. Un reciente estudio de QlikTech, compañía líder en Inteligencia de Negocio dirigida por el usuario, destaca 7 tendencias que marcarán el sector del Business Intelligence durante 2014.

1. Humanización tecnológica. La llegada, sobre todo, de los dispositivos táctiles presenta una relación intrínseca entre los seres humanos y la informática o la tecnología, en general. Así pues, pasamos de hablar de la "consumerización de IT" a la "humanización tecnológica". Si antes las TIC surgían primero en el mercado del consumidor para, posteriormente, propagarse hacia las organizaciones, ahora se construyen teniendo en cuenta la forma natural en la que los seres humanos hacen uso de ellas.

Aplicado al Business Intelligence, la "humanización tecnológica" se trasladaría al modo en el que los usuarios hacen uso de los datos. Cada vez más, las compañías han de gestionar de manera rápida y eficaz un gran volumen de información, de ahí que sea importante tener en cuenta cómo la manejan de manera natural para optimizar los resultados.

2. Adaptación al creciente volumen de datos. En este contexto en el que los usuarios se relacionan con una gran cantidad de datos y piden un mejor y mayor acceso a los mismos, sin importar de dónde procedan y cuáles sean sus características, las plataformas de Business Intelligence de adaptarse proporcionando nuevas soluciones. El objetivo de las mismas ha de ser el de ofrecer un mejor contexto para la toma de decisiones.

3. Aumento de la liberación de la información. El mundo empresarial está experimentando la llegada de nuevos profesionales que mantienen una relación mucho más estrecha con la tecnología. Estos han crecido con Internet y son menos pasivos con los datos. Hacen uso de sus dispositivos en cualquier lugar e, independientemente de dónde se encuentren, esperan que las posibilidades de unir datos, comunicarse o colaborar con sus compañeros sean fáciles. Por tanto, las soluciones BI han de adaptarse a sus necesidades, ofreciéndoles la posibilidad de crear sus propios modelos de análisis de datos. Gracias a ello, podrán identificar tendencias y obtener conocimientos que no habrían adquirido de otro modo.

4. Evolución y elevación del rol de IT. En el camino hacia la innovación tecnológica hay que apostar por ejercer como habilitador de información, más que como suministrador. A los usuarios se les deben facilitar las herramientas necesarias para que las compañías en las que trabajan alcancen el éxito. Esto es, apps o productos de información intuitivos y fáciles de manejar.

5. Diferenciación a través de la explotación de la información. La información supone, en sí misma, una herramienta de diferenciación. No obstante, hoy en día, es mucho más valioso para las organizaciones tener los datos más acertados. En esta tarea entran en juego las aplicaciones analíticas, que han de ayudar a las compañías a identificar la información que más les interesa.

6. Necesidad de velocidad y agilidad. Estas dos premisas son requisito indispensable en la obtención de información. Las herramientas de Business Intelligence han de saber adaptarse, facilitando el máximo retorno de la información.

7. Transformación de los análisis. La inmediatez en el modo de trabajar, acceder y volcar la información es inherente a nuestros días. En este sentido, las nuevas soluciones BI han de cambiar y permitir conectar datos que, aparentemente, no tenían relación y descubrir información oculta, que podrá ayudar a las empresas a anticiparse o predecir lo que va a ocurrir.

En líneas generales, todas estas tendencias tienen que ver directamente con cómo se relacionan los usuarios con los datos. Como con las tecnologías, en general, las soluciones de Business Intelligence pasan por tener en cuenta una relación más natural con la información. Además, los usuarios demandan tener un acceso mayor, más fácil, certero y rápido a los datos. En definitiva, las soluciones BI han de ser tan intuitivas como las que los profesionales pueden encontrar en el sector del gran consumo, aunque sin dejar a un lado la importancia de la seguridad. Gracias a todo ello, las compañías podrán sacarle el máximo partido en criterios de negocio.

Si estás interesado en el tema, organizamos el Seminario gratuito "Business Intelligence al descubierto. Tendencias actuales" el próximo 5 de junio. ¿Te apuntas?