Tendencias tecnológicas del 2015

Estas son las tendencias tecnológicas del 2015

16 diciembre 2014

El 2015 está a las puertas y, qué mejor momento que ahora para empezar a vislumbrar cuáles serán las cinco tendencias tecnológicas del próximo año. Según un estudio elaborado por la consultora Setesca, las tecnologías con mayor proyección tienen que ver con la movilidad, colaboración, Big Data, Internet de las Cosas y consumerización.

De entre todas las mencionadas, la movilidad es la tecnología por la que más se apuesta (25%), pero ha de ser entendida en su concepto más amplio. No se trata sólo de disponer de algunas funcionalidades en el móvil que nos faciliten la vida, sino que este soporte sea nuestro medio de trabajo. Y es que, son muchas las ventajas de la movilidad: mejora la productividad, reduce los costes de gestión interna y permite acceder a la información y trabajar desde cualquier lugar. No es de extrañar que las compañías apuesten cada vez más por este modelo.

En el segundo puesto encontramos a los entornos colaborativos (18,5%). Estos vendrían a cambiar el modo en el que tradicionalmente se han comunicado las empresas con sus clientes y proveedores. Si antes lo hacían a través de entornos cerrados o intranets, la universalización de las redes sociales ha llevado a que esas compañías quieran ampliar sus intranets, disponiendo de las mismas funcionalidades que redes sociales estándar.

Entre las tendencias tecnológicas del 2015, cómo no, encontramos al Big Data (11%). Sin duda es una apuesta segura para cualquier compañía, pues permite gestionar la información estructurada y no estructurada. Es decir, aquella que proviene de transacciones y datos con un formato concreto (estructurada) y la referente a tendencias de consumo, comentarios, navegación... (no estructurada). Gracias al Big Data es posible gestionar y combinar datos objetivos con otros más "subjetivos", favoreciendo la toma de decisiones empresarial con la máxima precisión posible.

Ocupando el cuarto lugar se encuentra el Internet de las cosas (IoT). Esta tecnología continúa con su nivel de crecimiento, que viene siendo exponencial durante los últimos años. El principal valor del IoT es la posibilidad de interconectar digitalmente objetos cotidianos a Internet, haciendo que nuestra vida sea más cómoda. Así, hoy en día ya existen lavadoras o frigoríficos, por ejemplo, que se pueden controlar a través de un smartphone. En el caso de las empresas, ¿cómo las beneficia? Automatizando determinados procesos de negocio.

En el último puesto de este Top 5 de tendencias tecnológicas del 2015 nos topamos con la consumerización, que no consiste más que en utilizar soluciones de consumo no profesionales en el ámbito empresarial. Cuando hablamos de consumerización nos referimos a aquella tecnología que ha sido diseñada teniendo en cuenta, en primer lugar, a los consumidores. En el ámbito de la empresa, tiene presencia cuando los empleados utilizan su propia tecnología a nivel corporativo. Precisamente esta tendencia irá creciendo a lo largo de 2015. Las empresas apostarán por usar tecnologías pensadas para el usuario común pero que ofrecen soluciones similares o, en muchos casos, cubren las necesidades de la organización. De esta manera, se consigue ahorrar en costes.