Realidad Virtual, el futuro de la programación

Realidad Virtual, el futuro de la programación

10 julio 2017

La Realidad Virtual está presente en nuestras vidas cada vez con más frecuencia. Pero, ¿qué conlleva esta tecnología que hace que nos veamos en un mundo que no es real, un mundo creado por ordenador? Si nos paramos a pensar en qué consiste y cuál sería su función ideal, lo primero que se nos viene a la cabeza es la necesidad de que nos permita una inmersión total en el mundo virtual. Aportándonos una sensación de mundo real, en el que todos nuestros sentidos se envuelvan en una realidad ficticia. Pero la mayoría de los sistemas que están en funcionamiento solo permiten la inmersión en ese mundo a través de dos sentidos: la vista y el oído, lo que nos plantea lo mucho que falta por investigar y crear en este sector.

En ese momento es donde entra en juego el programador. Su función es la  de implementar algoritmos mediante un lenguaje de programación. Esto se lleva a cabo para que las experiencias sean más reales, y para ello es necesario que conozcan al tipo de usuario al que va dirigida la aplicación. Con ello, pueden llevar a cabo un software que permita que las  interfaces físicas y lógicas se adapten a la perfección al tipo de usuario.

Actualmente, el sector de la Realidad Virtual está en pleno crecimiento, con unos ingresos que se estiman en 100.000 millones en 2021.

 

Aplicaciones

Como cabe esperar, este mundo se ha centrado mucho en los videojuegos, pero no solo se ve en este sector. Existen numerosas industrias en las que la Realidad Virtual está más presente día a día. Por ejemplo, proyectos cinematográficos y publicitarios, donde cabe vez más se busca que el consumidor viva una experiencia casi real para vender el mensaje como una historia que se pueda vivir, se pueda tocar.

Otros sectores en los que se está incluyendo esta tecnología son los de la arquitectura y el diseño. ¿Qué otra aplicación podría permitirte con solo ponerte una gafas el decorar y tirar paredes con un solo gesto de tu mano? Pero no solo en cuanto a la industria del diseño, también se está viendo implementada en el sector de la medicina, en el que un médico pueden realizar operaciones simuladas para ensayar las técnicas más complicadas, antes de una operación real.  Existen numerosos campos en los que ya se está viendo implementada esta tecnología, pero no deja de sorprendernos cómo, a medida que se avanza en la investigación, se abren puertas para las personas que tienen conocimientos sobre Realidad Virtual.

 

 

Cómo funciona

La Realidad Virtual se compone de dos elementos para crear, lo que se denomina, la "máquina de realidad". Estos elementos son el equipo y el software. Ambos crean un mundo tridimensional que se almacena en el equipo. Cuando un usuario reacciona con la vista o con el tacto, esta "máquina de realidad" crea una red con los datos generados, que permite que este mundo tridimensional sea actualizado constantemente.

Si tenemos que explicar cómo se desarrolla este proceso, lo más lógico es comprender cómo los dos elementos que forman la máquina, siguen las instrucciones del software,  que trabaja con los datos para que la tarea se realice en tiempo real, ya que el usuario está constantemente en movimiento, así se evitan los lags. Para ello se realizan tres tareas a través de la máquina: entrada de datos, salida de datos y generar y administrar el mundo virtual.  

 

El futuro de la Realidad Virtual

Aunque la Realidad Virtual se use hoy en día, le falta mucho para llegar a ser una tecnología completamente funcional, pero eso se debe a que aún existen numerosos problemas a los que se tiene que enfrentar. Actualmente son muchos los equipos humanos, a nivel técnico y científico, que se encargan de solucionar este tipo de problemas, lo que abre el mercado a un gran número de la población con conocimientos específicos en este campo. Según estimaciones, en los próximos cinco años se incorporarán al sector de la Realidad Virtual unos mil millones de personas.

Para lograr que la Realidad Virtual sea totalmente integrada, hay que seguir investigando, y para ello existen numerosos cursos donde se puede aprender el manejo de la tecnología necesaria para ello. Si quieres conseguir información específica sobre los mismos, no dudes en contactar con nosotros.