Scrum y sus casos de éxito

Scrum y sus casos de éxito

30 marzo 2020

Scrum forma parte del conjunto de metodologías Agile que se han vuelto tan populares hoy en día, ya que favorecen la optimización de recursos y vienen precedidos por multitud de casos de éxito.

 

Qué es una metodología Agile y para qué sirve

Agile es una fórmula que permite realizar proyectos o la creación de un producto de manera rápida y flexible para satisfacer las necesidades del cliente, lo que enfoca a los empleados a obtener un resultado final. Se trabaja por medio de equipos, los que, a su vez, tienen medidas de tiempo (sprints) para poder realizar ciertas tareas y entregar un informe al final de cada periodo hasta llegar al resultado final. Esta metodología se rige por una serie de pasos que los empleados deben cumplir para llegar a alcanzar su objetivo. Esta fórmula permite observar los errores que detienen el proceso y así poder mejorar la efectividad, rapidez, comunicación o algún otro factor dentro de la empresa.

Las compañías la utilizan fundamentalmente para gestionar proyectos dentro de la misma, como la creación de productos. Sin embargo, este método también detecta fallos dentro de la empresa, lo que permite realizar un análisis DAFO dentro de la misma, de manera activa. De esta manera, las corporaciones han logrado mejorar su efectividad y notar un incremento de productividad, al eliminar aquellos trámites corporativos que estorban o mejorar la comunicación en los equipos de trabajo para poder trabajar en sinergia.

Hay varios tipos de métodos que salen de la metodología Agile y uno de ellos es Scrum. Scrum es una metodología creada en la década de los noventa con el objetivo de mejorar la producción tecnológica para poder implementar de forma más rápida los cambios en el software. Años después, este método ha tomado fuerza. Se utiliza para muchas otras áreas que no sean creación de software. Existe una clara demanda de expertos en el tema y ahora Scrum se aplica en los procesos de trabajo de empresas internacionales.

 

 

¿Qué es Scrum?

Es una metodología Agile que te permite terminar un trabajo, en equipos multidisciplinarios y en cortos periodos de tiempo. Se basa en tres pilares fundamentales: transparencia, inspección y la adaptación a los cambios (sin importar la parte del proceso en el que vayan). La conjunción de estos tres elementos permite tener mejores resultados. Esta metodología se trabaja con base en situaciones, roles de trabajo y las características del producto (sin tenerlo pensado o desarrollado aún). Diferentes empresas ya están aplicando este método. ¿Qué tal si repasamos algunos de los casos de éxito más sonados?

 

Caso de éxito 1: Spotify

Esta plataforma de audio no ha querido desaparecer del mapa a pesar de la inminente amenaza que representan los grandes peces como Google Music e iTunes, que intentan devorar a Spotify. La compañía se dio cuenta de que, además de este problema externo, tenía incidencias a nivel interno. Empezaron por contratar expertos en Agile, sobre todo en el método Scrum.

Transformaron la empresa desde adentro para poder competir. Lo primero que cambiaron fue la organización de los empleados. Formaron equipos de trabajo para poder tener una mejor comunicación y lograr que los empleados tuvieran un sentido de pertenencia con lo que era su tarea. Con los equipos ya formados mejoraron la productividad en la empresa, eliminando los factores que entorpecían el proceso de creación, como el pedir permiso para realizar algunas tareas, lo cual le dio autonomía a los equipos de trabajo. También establecieron objetivos a corto plazo dentro de la meta a largo plazo, y empezaron a dar un enfoque a cada uno de sus empleados para realizar una tarea en específico. Cada equipo también tenía una misión dentro de la empresa.

La empresa cambió procesos de diseño de la plataforma, investigación del cliente, marketing, publicidad y muchos más espacios, haciendo que esta plataforma se mantenga un paso delante de su competencia, al poder desarrollar tareas específicas en poco tiempo. Todo ello manteniendo la felicidad de sus empleados. Esto tuvo como resultado la satisfacción de la demanda de la clientela, que cada día crece más: más música y podcasts, navegación de la aplicación más sencilla, mejor recogida de datos del target… La empresa ha conseguido darle al cliente un extra que otras plataformas de música no tienen.

 

Caso de éxito 2: BBVA

Es una de las empresas financieras más fuertes del mundo. Quería mejorar la eficiencia en la implementación en sus estrategias de trabajo y el desarrollo de soluciones para sus clientes. Decidieron poner a prueba Agile en tres de sus sucursales en América del Sur, España y México, donde los equipos Scrum fueron multidisciplinarios, dedicados a trabajar en la resolución de problemas que los usuarios tenían al hacer trámites, en la atención al cliente e, incluso, en la reducción de tiempo de espera.

Después de un año pudieron observar que el incremento de la productividad era el triple y que habían mejorado las habilidades de liderazgo en de sus empleados. Todo esto supuso una mejora en la atención al cliente, reduciendo el tiempo de espera de atención en el banco y logrando mejorar la calidad de sus productos. Hoy por hoy, BBVA ha integrado totalmente la metodología Scrum en cada una de sus sucursales y en todas las áreas de la empresa.

 

Caso de éxito 3: Amazon

Implementó Scrum para que sus equipos de trabajo se fortalecieran y obtuvieran autonomía. De este modo, los procesos se llevan a cabo de manera más eficiente, eliminando los obstáculos y permitiendo que cada equipo posea autoridad en sus propios procesos.

 

Esta metodología ya no es el futuro, es una realidad para muchas empresas. Muchas compañías en España están contratando Agile Coaches o Scrum Masters, debido a la alta demanda que se ha generado en los últimos años, logrando que sea uno de los empleos emergentes de esta década.