Trabajar con informáticos, cuando no lo eres, sin morir en el intento

Trabajar con informáticos, cuando no lo eres, sin morir en el intento

24 mayo 2017

Cualquier persona que trabaje en el sector TIC y que no haya estudiado Ingeniería Informática me entenderá cuando digo que los profesionales TIC, en general, y los programadores, en particular, suelen ser personas más bien introvertidas, estrictas y obsesionadas por la tecnología. Tecnoadictos los llamaría yo… Bueno, quien dice programadores, puede ampliarlo a los ingenieros en su totalidad, ¿no es así?

El mundo está lleno de estereotipos. Y quién no los utiliza habitualmente para simplificar lo complejo: Farmacia es una carrera de chicas, los maestros viven muy bien, los británicos son puntuales, en el Norte se come mucho y bien… Sí, esto último es cierto. Pero la cosa es que los estereotipos nos facilitan la compresión de la realidad, sean o no verdaderos. Y cuando un empresario, como yo, llega en 1990 al sector TIC, no le queda otra que tirar de estereotipos para entender a esos profesionales que piensan en una parcela del negocio diferente a la tuya.

Decían en uno de los blogs de la Universidad Oberta de Catalunya, en tono jocoso, que muchos pensaban que "los informáticos son gente rara, obsesionada por la tecnología, introvertidos, ineptos socialmente, que no entienden el negocio y carecen de habilidades directivas". En fin, no creo que esto sea así, pero es cierto que durante mucho tiempo, desde las Áreas de Innovación, Marketing o Formación no hemos sabido comunicarnos bien con ellos, hablar su idioma, ponerlos a todos a trabajar bajo el mismo ritmo para que la Dirección del Proyecto sea la óptima.  El programador se ríe del Project Manager porque le faltan conocimientos técnicos; el Project Manager se queja del programador porque no entiende de plazos. Buf, para lidiar con esto hay que estar preparado.

La verdad es que cuando piensas en un informático, si vienes de otro sector, quieras o no piensas en el típico friki: personas solitarias, trabajando desde el sótano, con varias pantallas encendidas, sin hablar con el compañero y sin más intereses que su propio trabajo. Y nada más lejos de la realidad. Decía Nieves Rodríguez Brisaboa, Catedrática del área de Lenguajes y Sistemas Informáticos y directora del Laboratorio de Bases de Datos en la Universidade da Coruña (UDC), en un artículo reciente que "el 90 % del trabajo de los informáticos se hace en equipo y es necesaria una gran interconectividad con empresas y usuarios, porque nuestro trabajo consiste en solucionar los problemas de los demás". De hecho, el sector TIC es una de las áreas más productivas de España y el profesional TIC uno de los más demandados.

De un modo u otro, en días como el de hoy, Día del Orgullo Friki, no me queda otra que acordarme de los compañeros que están al otro lado de la cadena productiva. La fecha no está elegida al azar, ya que fue el 25 de mayo de 1977 cuando se estrenó en los cines "Una nueva esperanza", la primera entrega de la saga "Star Wars". Seguro que nos cruzamos en alguna actividad.

Por Luis Ojanguren, Socio - Director Comercial de CLEFormación.